SOP

Colegio Sagrado Corazon Rosario

…..Dado que los docentes de nivel inicial son los primeros en encontrarse y tratar con las actuales transformaciones familiares, resulta importante detenerse a pensar el modo en que se presentan algunas familias modernas en el jardín.

Desde estas páginas se intenta sostener una posición teórica y ética que está siendo fuertemente cuestionada. La actual es una época en la que se intenta cuestionar todo. Entre muchos otros, este cuestionamiento se refiere al intento posmoderno de una igualdad con respecto a los derechos y obligaciones como ciudadanos, tal como se sostiene desde las nuevas legislaciones, sobre todo a partir de la declaración  universal de los derechos humanos ONU 1948).pero una cuestión muy diferente es creer que hay igualdad entre los géneros respecto de la sexualidad y de  las practicas sexuales. El intento de equiparar y normalizar cualquier conducta sexual posibilita, entre otros aspectos de la cuestión, que los medios masivos de comunicación hagan apología de determinadas prácticas sexuales, como es el caso del travestismo. Del mismo modo posibilita que ciertos grupos fundamentalistas pretendan la normalización de algunas aberraciones sexuales, como la pedofilia.

…en este libro expondremos aspectos de la conformación familiar que pueden  percibirse muy conservadores, porque sostendremos la necesidad de una conformación familiar tradicional como punto de partida para la salud mental de un sujeto. Esto quiere decir que se espera que haya

1 un padre que funcione como tal, poniendo limites a  sus hijos y tomando a su mujer como causante de deseo sexual y de amor, y

2 una madre que no abuse de su omnipotencia materna  y que pueda nombrar a un hombre como el padre de sus hijos, a quien ame y en quien pueda apoyarse para criarlos, respetando la distribución de roles que la cultura impone.

Esta moderna equiparación de los  sexos, sostenida por muchas agrupaciones civiles,..termina planteando que cualquier presentación sexual, por ser parte de esta cultura, es normal. Para algunos teóricos modernos pareciera que da lo mismo que la función materna o paterna sea cumplida  por una mujer o  por un hombre. Da lo  mismo tener dos padres del mismo  sexo que una madre soltera, o que dos mujeres al frente de una casa.

La realidad de la vida cotidiana, en muchos lugares, del mundo, demuestra que los niños y los jóvenes no se están criando con la salud mental que esa equiparación posmoderna pretende.

El psicoanálisis postula, tal como lo señalábamos mas arriba, que lo instintual no existe en el humano, sino que todo su bagaje psicogenético se desarrolla según el entorno de crianza.

Socialmente para un niño no es lo mismo presentar dos padres varones, o dos padres mujeres, a sus compañeros de escuela. Esa presentación está hablando de algo. Allí, en esa presentación, se advierte que falta algo. Qué falta, posiblemente, a la pareja de mujeres le falta el reconocimiento de que para tener al niño hizo falta un hombre. Y, en el caso de la pareja de varones que hizo falta una mujer. Si hay algo que se intenta negar, en esta modernidad sexual de la igualdad, es la diferencia sexual anatómica.

…..Hay un ideal que tiene ver con volver a pensar lo que se perdió de la familia, los destinos erráticos de la función parental y lo que genero, en los niños y en los jóvenes está perdida. No da lo mismo ser hombre que ser mujer, desde el punto de vista subjetivo, para un hijo. La sexualidad se construye desde la cultura y los ideales parentales. Esto ideales y normas no deberían ser transmitidos desde una actitud renegatorio sobre los hechos, enmascarándolos en asuntos culturales o de derechos humanos.

Extraído del libro Que función cumple los padres de un niño. Autor Fernando Osorio. Editorial Novedades Educativas. Buenos Aires 2008.